Diaz de Miranda

Nunca traiciones lo que te dicta el corazón.

 

Que tengas un buen día,
Mª Dolores