Diaz de Miranda

Si estos días puedes descansar,
pierde tu mirada en el horizonte,
dejar volar tus sueños y deseos,
da descanso a las preocupaciones y pensamientos negativos.
La vida no son solo “problemas”.
Hoy vives y respiras.
Reposa y disfruta de esta realidad.

Te deseo un verano reparador,
Mª Dolores