Diaz de Miranda

Este año el monasterio de Pedralbes  recuperó el espacio del claustro para la meditación los viernes de primavera a primera hora de la mañana.

Esta nueva actividad meditativa corrió a cargo de Berta Meneses, religiosa filipense y maestra zen, y Carina Mora, coordinadora del Área de Espiritualidad de la Casa San Felipe Neri

El claustro tiene la función práctica de distribuir y comunicar el espacio del monasterio. Sin embargo, el claustro trasciende el plano terrenal y también simboliza la imagen arquetípica del paraíso a través de la arquitectura, el agua y la vegetación.
En Pedralbes, se conserva el claustro gótico más grande de Europa, que luce en su máximo esplendor cuando resurge la vegetación del jardín durante la primavera.

Berta Meneses y Carina Mora han conducido a una meditación zen por el claustro a través de una práctica meditativa en posición sentada y de un paseo en calma, con paradas para poder captar los detalles del entorno, disfrutar de la sensación de reposo y propiciar un estado tranquilo del espíritu.