Diaz de Miranda

Desde que en el año 1736 el polaco Johann Samuel Hering hizo los primeros estudios sobre filigranas hasta el día de hoy, la reproducción de la imagen de las filigranas, por calco manual, acompañada de algún dato más como el lugar, la fecha o la signatura del documento, es la información en la que se basan los estudios de las filigranas papeleras.

Consecuencia directa de este estancamiento metodológico es la parálisis que se puede detectar en las aportaciones españolas a la investigación sobre el papel y las filigranas. Si bien, podemos estar orgullosos de que la primera publicación sobre las filigranas papeleras, en el año 1803, fuera realizada por el bibliófilo español Ambrosio de la Serna, y que en los año setenta Oriols Valls logrará publicar sus trabajos en el ámbito europeo, junto a grandes figura de la filigranología como Briquet; no es menos cierto que desde los años ochenta hasta la actualidad estamos ausentes en los foros internacionales de debate sobre el papel y las filigranas. Hecho que se hace más manifiesto si se tiene en cuenta que a nivel europeo, desde hace tres décadas, se viene trabajando sobre nuevos sistemas de reproducción de las filigranas e  incorporado los sistemas informáticos para el acopio y manejo de los datos obtenidos en el estudio del papel.

La tesis doctoral de Díaz de Miranda diseña y proporciona las herramientas necesarias que pueden ayudar a construir la historia del papel en España, y que supone un giro copernicano en el planteamiento de los estudios de la filigranas papeleras. Puesto, que el papel es analizado no sólo desde su aspecto físico, material y documental sino, también, de las noticias que se generan en torno a su elaboración, distribución, uso etc. Para ello, la autora ha creado una base de datos que sirve como medio de estudio, de normalización, de difusión y comunicación entre investigadores de España, Iberoamérica y Europa. El funcionamiento de esta base de datos ha sido verificado creado un corpus de filigranas (El papel y la filigrana en la documentación española) con 1.300 registros que recoge aproximadamente 100.000 datos sobre los papeles analizados.

Esta base de datos posibilita:

  1. Determinar las características de las formas papeleras en los distintos periodos de la historia.
  2. Vías comerciales del papel: producción y distribución.
  3. Los molinos papeleros en España, nombre y ubicación de los mismos.
  4. Manejo cruzado y estudio comparativo de los datos obtenidos con otras grandes bases de datos existentes en línea.
  5. Análisis comparativo y complementario entre el papel empleado en los incunables españoles y en la documentación manuscrita.
  6. Convergencias y divergencias presentes entre las filigranas de la documentación española y la de otros países

Por otro lado, el corpus de filigrana El papel y las filigranas en la documentación española ayudará a:

  1. Datar y autentificar documentos, libros, encuadernaciones, obras de arte y demás objetos que tienen como soporte el papel.
  2. Determinar y evaluar los procesos de conservación-restauración seguidos en el tratamiento de los documentos gráficos.

Es también una contribución en el campo de la conservación-restauración de los documentos gráficos puesto que recoge las características que atañen al estado de conservación del papel: grado de acidez, elementos constitutivos de las pastas y de las colas etc. Asimismo permite tanto la datación de documentos sin fechar como de las encuadernaciones, por medio del conocimiento del papel que se emplea como guardas. La información recogida también puede ser beneficiosa para los estudios documentalistas, incunabilístas, bibliófilos o la investigación judicial y policial.

Como fruto ya real, esta base de datos es utilizada para la creación del Corpus de Filigranas Hispánicas, proyecto dependiente del Ministerio de Cultura y que aspira recoger las filigranas de todos los fondos documentales españoles, de Hispanoamérica y de Portugal. Asimismo se ha comenzado a dar los primeros pasos para integrar el corpus El papel y la filigranas en la documentación española en el foro de estudios internacionales a través de la plataforma digital europea The Memory of paper del Bernstein. Ls 1.300 registros de este corpus serán ampliados hasta 2.500.

Tesis doctoral,  inscrita en el actual marco de titulaciones europeas, fue defendida el día 18 de enero de 2013 en el salón de actos de la facultad de Belles Arts de Barcelona –UB– y obtuvo la mención cum laude. El tribunal de fue presidido por la eminente codicóloga Elisa Ruíz, catedrática emérita de la universidad Complutense de Madrid, Carmen Hidalgo, jefa del servicio de libros y documentos del Instituto del Patrimonio cultural de España, creadora de la actual Asociación Hispánica de Historiadores del papel y promotora de los estudio de filigranas en España, y Ana Nualart, profesora de la Facultad de Belles Arts de Barcelona y miembro de equipo de investigación de esta facultad. Los directores de tesis fueron: Salvador García, decano de la facultad de Belles Arts, y Manuel José Pedraza, profesor de la facultad de Ciencias de la Documentación de Zaragoza.