Diaz de Miranda

Para documentos de pergamino con sellos pendientes, preferimos que  queden dentro de la carpeta de conservación; a tal efecto, se coloca un fondo de cartón pluma que alberga el sello o se bordea con un material sintético o de algodón y se da a la carpeta una altura un poco superior a la del sello.

Cuando se trata de pergaminos miniados o decorados colocamos un paspartú, evitando así contacto con el plano anterior de la carpeta.
Por medio de un velcro colocado en el reverso de soporte, permitimos que el mismo montaje sirva para ser expuesto. También, se puede colocar sobre el pergamino un metacrilato.