Diaz de Miranda

La Crónica de Nuremberg

Actualmente, se ha procedido a la restauración del  incunable Liber chronicarum. Operi de Hybris etatum, ac descriptione…  más conocido como “La Crónica de Nuremberg” (1493), cuyo propietario es la Biblioteca Pública Episcopal del Seminario de Barcelona (Signatura: BPEB, Inc. 87).

Este libro es una historia universal compilada a partir de fuentes contemporáneas y otras más antiguas por el humanista y bibliófilo de Nuremberg, Hartmann Schedel (1440–1514).  Su importancia reside en que es uno de los libros más densamente ilustrados y técnicamente avanzados de los comienzos de la imprenta puesto que contiene 1809 grabados producidos a partir de 645 bloques.

Su edición, en idioma latín, fue financiada por el empresario de Nuremberg, Sebald Schreyer y su cuñado, Sebastian Kammermeister mientras que las ilustraciones no coloreadas fueron realizadas por Michael Wolgemut y su yerno Wilhelm Pleydenwurff  hacia el año 1490. Además, las vistas de los pueblos que incluye destacan no solo por su gran interés artístico sino también por su valor topográfico a pesar de que sólo algunas escenas son auténticas y el resto son inventadas o copiadas de modelos ya existentes.

La encuadernación está realizada en pergamino sin tapas ni cierres y con guardas en papel de tina. Las cabezadas están perdidas y los distintos cuadernillos aparecen cosidos por tres nervios dobles de piel y reforzados con papel de estraza. Por su parte, el cuerpo del libro está confeccionado con papel de tina con filigrana, impreso con tipografía gótica y además cuenta con numerosos grabados xilográficos.

A continuación, se adjuntan imágenes del antes y después de la restauración de “La Crónica de Nuremberg”.