Diaz de Miranda

Quien no ha llorado a fondo

No ha empezado a orar.

Que tengas un buen día,
Mª Dolores